El marketing olfativo se inspira en los aromas veraniegos…

El marketing olfativo puede ofrecernos delicados olores a lavanda, a flor de azahar o a celinda… unos perfumes que nos recuerdan el verano.

marketing olfativo

Con frecuencia, los expertos del marketing olfativo escogen perfumes veraniegos para despertar agradables recuerdos y aportar un innegable bienestar en un centro comercial, un vestíbulo de entrada o incluso un open space.
De hecho, el verano es la temporada de las vacaciones y de los aromas únicos como el del pinar bajo el sol, el del mar y su perfume yodado, el de la arena cálida, el de los helados... A menudo, estos aromas evocan buenos recuerdos y durante mucho tiempo.

El verano también lo simbolizan perfumes florales muy especiales:

El jazmín, una flor reina en perfumería, gracias a su aroma penetrante y embriagador.

La rosa, indispensable y desde siempre a la cabeza de las flores en el mundo occidental. Su perfume característico se despliega en múltiples matices en función de las variedades.

La lavanda y su perfume tan típico de la Provenza que evoca los recuerdos de infancia...

La celinda, que exhala un perfume muy intenso y por eso se la conoce como el "jazmín de los poetas".

Durante todo el año y en cualquier estación, Natarom, especialista del marketing olfativo, ofrece soluciones olfativas originales adaptadas a las zonas de recepción o de venta.

No hay comentarios

Agregar comentario