La anosmia, un trastorno poco conocido

La anosmia es la pérdida parcial o total del sentido del olfato, es un déficit sensorial invisible que con frecuencia genera una sensación de exclusión.

Anosmia

La anosmia suele ser la consecuencia de una alteración del nervio olfativo. Puede ser congénita o funcional (por enfermedad o accidente). En este último caso, es transitoria o permanente. Cuando se asocia a una pérdida parcial o total del sentido del gusto, se habla de ageusia.

En Natarom, donde el olfato es el sentido de la comunicación, de las sensaciones y de las emociones, hemos decidido hablar abiertamente de esta "deficiencia" que no se ve pero que provoca múltiples sufrimientos psicológicos y físicos a menudo graves y desconocidos.

Dar a conocer la anosmia significa permitir que los familiares y personas cercanas la conozcan mejor para ayudar a las personas afectadas. La anosmia puede sufrirla cualquier persona en cualquier momento, tanto adultos como niños.

Estos son algunos ejemplos del día a día de las personas anósmicas :

Una madre que no percibe el olor de su bebé...

La comida que se come pero que no se saborea porque no tiene olor...

El olor del césped recién cortado o de un jardín florido que no llega a nuestra nariz...

El peligro que supone el gas, el fuego o la gasolina cuyo olor no se percibe...

Resulta difícil hablar de este trastorno que supera a las personas que no lo padecen...

La percepción del mundo es irreal y se corre el riesgo de caer en la exclusión...

¿Sabía que...? La anosmia afecta entre el 3 % y el 5 % de la población.
Si desea más información y/o dejar su testimonio.

Natarom, especialista en marketing olfativo, ofrece soluciones olfativas y aplicaciones concretas para sus zonas de recepción o de venta.

No hay comentarios

Agregar comentario