¿Qué es la anosmia y cómo ayudar a aquellas personas que ya no perciben los olores?

La anosmia la padece entre un 3% y un 5% de la población. En Natarom, en la que el olfato es el sentido asociado a las emociones, hemos decidido abordar esta "discapacidad" que no se ve.

Anosmia

La anosmia, aún poco conocida y que afecta tanto a los adultos como a los niños, se caracteriza por una pérdida parcial o total del olfato.
Muy a menudo, las personas que la padecen al igual que sus familiares, no saben cómo reaccionar. Esta discapacidad, sensorial e invisible, provoca de hecho una sensación de exclusión, por lo que cuanto más se conozca la anosmia, mejor será el día a día de aquellas personas que la sufren.

Las causas de la anosmia son múltiples.
Cuando la disfunción se sitúa a escala de la percepción de los olores, la anosmia puede deberse a un tratamiento medicamentoso, a un traumatismo, a una intoxicación, a factores fisiológicos, o a una anomalía anatómica temporal (sinusitis, catarro).
En el caso de un trastorno de la transmisión de los olores, son las moléculas odoríferas las que no llegan a las células sensoriales.

¿Cómo diagnosticar la anosmia?

Por lo general, con unas sencillas pruebas, el médico evalúa varios criterios (pérdida del olfato parcial o total, repentina o progresiva, limitada o no a determinados olores…). Si fuera necesario, recomienda realizar pruebas de imagen médica para observar el interior de la nariz.

Los tratamientos.
Dependen de la causa de la anosmia y en algunos casos (por ejemplo, tras un traumatismo craneal), la recuperación al 100% no siempre es posible. En caso de una enfermedad viral, la pérdida del olfato puede persistir durante varios meses, e incluso años.

¿Sabía que..? A veces, la anosmia está asociada a una pérdida del gusto parcial o total (ageusia).

Natarom, especialista del marketing olfativo, ofrece soluciones olfativas y aplicaciones originales para sus zonas de recepción o de venta.

No hay comentarios

Agregar comentario